Designer Portrait: Patricio Campillo (The Pack)

 

Después de explorar distintas subculturas globales, Patricio encontró la identidad de su marca en lo más profundo de su herencia familiar: la cultura de la charrería mexicana.
Ahora, el diseñador eleva el concepto del charro contemporáneo.

Fotografía por Fernanda Saldaña
Texto por Montserrat Durazo

 
Patricio-campillo-the-pack-archivo-moda-mexicana.jpg
The-Pack-archivo-moda-mexicana-boutique.jpg
 

¿Por qué comenzaste a diseñar?

Desde niño era muy cuidadoso con mi forma de vestir, algunas veces, incluso mandé a arreglar mis pantalones y camisas, pues tenía muy claro cómo quería verme pero sobretodo cómo creía que los demás tenían que verse. La moda fue una pasión con la que nací.

Comencé mi carrera trabajando en el mundo editorial, en una revista en París llamada The Reality Show Magazine en donde me ocupaba de la dirección de arte y styling. Entonces me di cuenta de que lo que realmente quería hacer era crear mi propia ropa, vestir a la gente a partir de mi visión, no como stylist sino como diseñador.


¿Recuerdas lo que sentiste cuando diseñaste tu primera colección?

Fue un ejercicio fascinante. Imagina que tienes una idea que poco a poco se va materializando y de un momento a otro forma parte de la vida de alguien más; alguien que viste tu idea. ¡Es una locura!


¿Cuál es el concepto detrás de The Pack?

Empezamos trabajando bajo el concepto de comunidad, explorando distintas subculturas alrededor del mundo como los cholos y los gangsters japoneses. Poco a poco sentí la necesidad de diseñar desde un concepto más íntimo, algo que no tuviera que cambiar cada temporada. Quería encontrar un tema en el que pudiera profundizar y trabajar una y otra vez. Además pensé “ni soy gangster japonés ni soy cholo, necesito algo con lo que verdaderamente me identifique”.  

Fue por esto que hace un año decidí asomarme a mis raíces, busqué en los álbumes de fotos, en la casa en la que crecí, entre las cosas de mis papás, y me encontré con que tengo una gran herencia familiar de la cultura charra.

Hoy en día puedo decir que The Pack se trata del charro mexicano contemporáneo, sin una identidad sexual o género definido. Es una estética que tiene bases y referencias de la cultura charra, desde el traje típico hasta la silla de montar, incluyendo todo el patrimonio que tenemos en México.

 
 
the-pack-archivo-moda-mexicana-4.jpg
 
 

“Primero estudio los materiales que tengo -lino, mezclilla, cuero y lana- y después me cuestiono ¿qué puedo diseñar con esto?”


 

¿Cuál ha sido el cambio más importante para el crecimiento de la marca?

Nos hemos especializado en ciertos aspectos para que la marca pueda ser reconocida; por ejemplo, los materiales. Ahora solo trabajamos con lino, cuero, mezclilla, algunas lanas en invierno y sedas en verano. Somos una solución para que los hombres se puedan ver bien en cualquier situación independiente del clima u otros aspectos. Gracias a esto, dejamos de ganar y perder clientes con cada nueva colección.

Entonces los materiales juegan un papel importante en el ADN de tu marca ¿Cómo funciona el proceso con cada nueva colección?

En las primeras colecciones yo visualizaba la colección y después conseguía las telas, hoy el proceso es diferente. Primero estudio los materiales que tengo (lino, mezclilla, cuero y lana) y después me cuestiono “¿qué puedo diseñar con esto?”.
Creo que la forma en que este proceso se ha invertido responde a la misma idea de trabajar bajo un solo concepto, reflexionar acerca de los materiales y explorar nuevas técnicas para implementar.

¿Qué hay de la sustentabilidad?

The Pack es una marca que tiene la misión de comercializar productos de forma sustentable -social y ambientalmente-. Para esto nos aseguramos de que exista una cadena de Fair Trade dentro de nuestra producción e incrementando el uso de materiales ecológicos como algodón orgánico o cuero teñido con pigmentos vegetales.

 
The-pack-archivo-moda-mexicana-1.jpg
Patricio-campillo-archivo-moda-mexicana-2.jpg
 

“la moda no se trata únicamente de las piezas de ropa, sino de la vida que las personas viven dentro de éstas.”


 

¿Vivir en la Ciudad de México tiene alguna influencia en tu proceso creativo?

Definitivamente. Ésta ciudad es mi día a día, es la realidad en la que vivo. Creo que la moda no se trata únicamente de las piezas de ropa, sino de la vida que las personas viven dentro de éstas.
Por lo tanto, más que la ciudad, es el impacto que ha tenido la ciudad en mí. Cuando viví en París, mi identidad era ser mexicano y era algo de lo que yo me sentía orgulloso, era como si la ciudad viviera dentro de mí.

¿Qué papel juega el color?

Es parte de la historia y el mood de cada temporada, me gusta arriesgarme proponer siluetas arriesgadas con colores obscuros y viceversa, hago piezas más conservadores cuando son colores más llamativos, siempre pensando en qué tan fácil es que sea parte del guardarropa de una persona.

¿Hay algún sello en tu trabajo como diseñador?

Siempre busco un balance entre líneas sobrias y formas complejas. Llevo un par de meses obsesionado con la arquitectura mexicana de los años 70, sobre todo las casas del pedregal de arquitectos como Artigas y Attolini. Me identifico con ese estilo en particular porque muestra un contraste monumental entre líneas rectas y piedras volcánicas, el caos con el orden.

 
The-pack-archivo-moda-mexicana-5.jpg
 

“Vivo y respiro de mi trabajo. ¿para qué quiero un hobby si hago lo que más me gusta todos los días?”


 

¿Hacia dónde se dirige tu marca?

Busco consolidar la marca tanto en el mercado mexicano como en el internacional. En México tenemos una serie de ventajas competitivas desde el punto de vista artesanal y de mano de obra que podemos explotar. Pero también tenemos una identidad mexicana que tiene que salir al plano internacional, por eso tenemos planeado presentarnos en junio en París.

¿Tienes algún ritual cuando diseñas?

Hoy me absorben todos los procesos que están alrededor de una marca: la producción, la proveeduría, las relaciones públicas, los medios, etc. Todo lo que envuelve una marca empieza a reducir el tiempo creativo, por eso, los momentos que tengo para diseñar son sagrados.

 
 
Patricio-campillo-archivo-moda-mexicana-3.jpg
 
 

¿Cómo te mantienes centrado con un trabajo tan demandante?

¡Al revés! Cada vez puedo separar menos mi vida personal de mi vida profesional. Mis logros profesionales se vuelven mis logros personales. Vivo y respiro de mi trabajo. Justo el otro día mi papá me preguntó si tengo un hobby y podría responder que voy al gimnasio porque me gusta estar sano pero ¿para qué quiero un hobby si hago lo que más me gusta todos los días?

 

Descubre las colecciones de The Pack aquí e inspira a otros compartiendo vía…